Marketing de contenidos: si tenés un sitio web tenés que leerlo.

Primer etapa: la negación

No estás para nada de acuerdo con lo que digo. Vos sos un hotel. Sos un restaurante. Sos una agencia de viajes. Sos un destino turístico. Vos elegiste este emprendimiento porque te encanta viajar y recibir gente de todo el mundo. Porque pensas que podés dar un servicio excepcional (y seguro lo hacés), porque podés diferenciarte del resto. El marketing de contenidos (que probablemente ni sepas qué es) no tiene nada que ver con tu negocio.

Pensás que la gente te va a recomendar, mucho (y probablemente lo hagan) porque hacés bien tu trabajo. Porque te importa lo que hacés (mucho) y porque tenés un equipo de trabajo impecable (o casi), especialistas en tu negocio.

¿Por qué te quiero hablar del marketing de contenidos?

Si sos un hotel, un restaurante, una agencia de viajes, un destino turístico o alguna organización afín, probablemente tenés tu página web. Y acá empieza el baile.

Segunda etapa: Minimizar

1- Querés estar en la primer página de Google.

A todos nos gustaría posicionarnos en la primer página de Google. Si nunca leíste nada sobre cómo Google elige qué webs aparecen en su primer página, lamente deprimirte. Es una fórmula tan secreta como la de Coca Cola, sin embargo, hoy sabemos que entre otros factores uno MUY importante para Google es el del contenido.

Algo que se suele hacer mucho (y por eso tannntos blogs y perfiles de redes sociales abandonados) es minimizar el esfuerzo que implica generar contenido.

Es muy fácil caer en el error de que creamos una página web, una página de facebook y alguna otra red social (en destinos hoy tira mucho Instagram) y ya está. Mágicamente apareceremos en la primer página de Google.

También se cae en el error de pensar que vamos a generar contenido de vez en cuando y va a funcionar como un disparador para nuestras redes sociales.

Supongamos que sos el dueño de una posada rural cerca de Buenos Aires. Te encantaría aparecer en las búsquedas de google de “pueblo rural” “escapada de buenos aires” “dónde alojar cerca de Buenos Aires”, etc.

Necesitás generar contenido continuamente. Google da prioridad en los resultados orgánicos a páginas con contenido relevante a las búsquedas, y también tiene en cuenta cuán reciente es ese contenido.

2- Querés que se te reconozca como el mejor para determinada propuesta

Además de hacer bien tu trabajo, para ser un referente tenés que estar (vos o tu marca) vinculado con contenido online relevante. Si tu restaurante dice ser el mejor en carnes en buenos aires, si yo googleo “restaurante de carnes buenos aires” y nada me lleva a vos o simplemente encuentro tu página estática de hace cinco años, no te creo.

marketing de contenidos: reconocimiento

Generar contenido actualizado te da potestad de referente.

Volviendo al ejemplo del restaurante, ¿por qué no hablar de recetas? ¿no querés develar tu secreto? bueno, entonces ¿por qué no hablar de cuál es el punto perfecto para la carne? ¿o por qué determinadas comidas deben acompañarse por determinadas bebidas? ¿o por qué la temperatura de determinada salsa debe ser específica?. Contarle a los interesados en tu restaurante cosas que no imaginan, además de generarles mayor interés en tus productos (y ponerlos en valor) también permite posicionarte como un referente del tema.

3- Querés que la gente te encuentre cuando te busque específicamente

Lo peor que te puede pasar es que la gente busque Hotel Chichipa y le aparezca un hotel chichipa de Londres. ¡Y estas cosas pasan todo el tiempo!

Si mantenés tu web con contenido fresco regularmente, tus redes sociales activas y linkeando a tu página, es muchísimo más difícil que esto ocurra.

4- Querés generar fidelidad a tu marca

Esa pareja amorosa fue a tu restaurante hace dos años, y cuando quisieron volver no se acordaban el nombre. Una familia que fue a tu hotel quisieron recomendarlo a otros amigos dos años después pero no están seguros si cerraste porque tu página de Facebook no está activa desde el 2015.

Tercer etapa: Entiendo, pero no tengo el tiempo.

Sino invertís en la generación de contenido de calidad te caés de las páginas de google.

O sea, no se trata solamente de generar contenido, sino que además sea bueno.

Pero claro, vos no sos escritor, ni productor de video, ni fotógrafo. Vos sos un cocinero que tiene un restaurante, un emprendedor que se puso un hotel o un mochilero devenido en agencia de viajes. Cualquier cosa menos productor de contenidos.

Entonces, lo tenés que solucionar. Vos seguí haciendo bien tu trabajo pero asegurate que contratás a alguien para que haga bien el suyo (producir contenido).

Según Mike Gianotti (encargado de Google Travel Industry) cuando las personas encuentran el contenido se preguntan:

a) ¿Es lo que dice ser? ¿Es una representación fiel de la realidad?

b) ¿Es lo que yo estoy buscando?

c) ¿Estoy obteniendo la mejor propuesta de valor?

(Artículo completo aquí)

También afirma “la mejor estrategia es construir presencia consistente a traves de todos los dispositivos y medios que estén disponible cuando los clientes están buscando información de viajes relevante…Estamos empezando a ver formas mucho más ricas de dar a la gente una mirada de lo que la experiencia de las vacaciones es”. (Mike Gianotti para Eye for Travel)

Conclusión

a) Hay que generar contenido: mucho

b) Hay que generar contenido: frecuentemente

c) Hay que generar contenido: bueno (entretenido, que enganche)

Si hay que hacer todo esto, hay que destinar recursos. No digo que la misma cantidad de mucamas que tiene tu hotel, ni la misma cantidad de dinero que gastas en materia prima en tu restaurante, pero si querés tener tráfico y generar conversiones online (sean reservas para tu hotel, restaurante, consultas en tu agencia de viajes o interés de gente para visitar tu destino) entonces, también tenés una empresa de contenidos.

La buena noticia es hay empresas especializadas (¡como nosotros!) que pueden ayudarte. Lo importante es tener expectativas reales del esfuerzo que implica, y medir si podés hacerlo vos o no.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *